Diferenciar Sarcopenia de Dinapenia

12-12-2017 15-42-23.jpg

La producción máxima de fuerza voluntaria (fuerza) se ha visto que disminuye con la edad y contribuye a la dependencia física y la mortalidad. Consecuentemente, gran parte de la investigación se ha focalizado en identificar estrategias para mantener la masa muscular durante el proceso de envejecimiento y dilucidar las vías moleculares clave de la atrofia, con el argumento de que la pérdida de fuerza es principalmente un resultado directo de las disminuciones de masa asociadas con la edad (sarcopenia). Sin embargo, la evidencia reciente cuestiona esta relación y en este artículo se argumenta el papel de la sarcopenia en la mediación de la pérdida de fuerza asociada a la edad (que denominamos dinapenia). En este artículo se propone cuáles son los mecanismos alternativos que subyacen a la dinapenia (es decir, alteraciones en las propiedades contráctiles o la función neurológica), e instan a que se preste mayor atención a estas variables para determinar su papel en la dinapenia.

En 1989 el Dr. Irwin Rosenberg escribió: “Ningún declive con la edad es más dramático o potencialmente más significativo funcionalmente que el declive en la masa corporal magra. . .

rosenberg_bw

¿Por qué no le hemos prestado más atención? Tal vez necesite un nombre como por ejemplo sarcomalacia o sarcopenia “(2). Estos pensamientos marcaron un antes y un después en la investigación para determinar qué causó esta pérdida de masa magra relacionada con la edad y sus consecuencias funcionales. El término propuesto para la sarcopenia se mantuvo, y se definió originalmente como la pérdida de masa muscular relacionada con la edad (3). Sin embargo, durante la última década la sarcopenia se ha convertido en un término general que ahora se define como la pérdida de masa y fuerza muscular relacionada con la edad (4,5), e incluso los documentos del National Institute on Aging Public Health Service (Instituto Nacional sobre el Envejecimiento) ahora se refieren a la sarcopenia de esta manera (6).

12-12-2017 15-50-06.jpg

La vinculación de los cambios en la masa muscular y la fuerza (definida aquí como la fuerza o la potencia máxima producida voluntariamenta) a través de la misma palabra (sarcopenia) implica que estos están causalmente vinculados y que los cambios en la masa muscular  son directa y plenamente responsables de los cambios en la fuerza. En este artículo los autores argumentan que hay abundante evidencia que indica otros factores que actúan para regular la fuerza simplemente más allá de la masa muscular. Por lo tanto, la vinculación de estos resultados ha dado lugar a un énfasis de investigación en los mecanismos del cambio de la masa muscular en lugar de los mecanismos que regulan la fuerza.

Los autores, sugieren que la sarcopenia se limite a su definición original de una pérdida de masa muscular relacionada con la edad, y que se aplique el término “dinapenia” para describir la pérdida de fuerza relacionada con la edad.  Ellos piensan que este término griego es apropiado ya que se traduce como “pobreza de fuerza”, lo que es consistente con otras palabras utilizadas de manera descriptiva similar para definir las pérdidas relacionadas con la edad (es decir, osteopenia, sarcopenia, etc).

12-12-2017 15-53-15.jpg

Por lo tanto, lo que han visto en diferentes revisiones es que las adaptaciones en otras propiedades del sistema neuromuscular deben estar involucradas en la regulación de la fuerza, sugiriendo que la masa muscular no debe ser utilizada como criterio de valoración intermedio en intervenciones diseñadas para mejorar la capacidad funcional o física. (Yo personalmente creo que debe valorarse, pero no ser lo único en lo que fijarse). Desafortunadamente, estos otros mecanismos moduladores han recibido mucha menos atención que aquellos asociados con el crecimiento muscular.

Por lo tanto, debemos hacer un esfuerzo por tener una mayor conciencia e interés en los mecanismos que regulan las pérdidas de la fuerza neuromuscular asociadas con el envejecimiento y/o la obesidad. Una vez más, sugieren que la sarcopenia se limite a su definición original de pérdida de masa muscular relacionada con la edad, y que se aplique el término dinapenia para describir la pérdida de fuerza.

Referencias:

Clark, B. C., & Manini, T. M. (2008). Sarcopenia≠ dynapenia. The Journals of Gerontology Series A: Biological Sciences and Medical Sciences, 63(8), 829-834.

5 comentarios en “Diferenciar Sarcopenia de Dinapenia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s