Entranda.jpg
Mucho se ha hablado de la prescripción del ejercicio físico. De quién es la competencia y de quién no. Es un tema que tiene mucha controversia y la verdad, no entiendo el motivo si fuéramos sensatos y humildes. Por ejemplo, desde la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), se recuerda que la prescripción de ejercicio físico debe hacerse de manera individual atendiendo a las características, estado físico y capacidad de adaptación y respuesta del propio paciente. Sin embargo, la propia SEEDO recuerda que “ La prescripción de ejercicio físico, es la asignatura pendiente de los médicos especialistas en obesidad”.

11-09-2017 18-01-42.jpg

Posiblemente, si fuéramos humildes la asignatura pendiente de los entrenadores personales es conocer mejor la fisiopatología de la obesidad y sobre todo, tener un conocimiento práctico de los modelos de entrenamiento adaptados a unas características peculiares.

11-09-2017 18-03-20.jpg

Desde la SEEDO se recuerda acertadamente que la prescripción debe hacerse de manera individual atendiendo a las características, la capacidad de adaptación y la respuesta del propio paciente: “A la hora de prescribir ejercicio físico todo profesional debe tener presente que el principal objetivo es LOGRAR LA ADHERENCIA del paciente al programa físico y conseguir una frecuencia semanal”, indica el Dr. Diego Bellido, vicepresidente de la SEEDO. Sin embargo, a todos se nos viene a la cabeza la típica frase de consultorio de “usted debe nadar” “usted ande” (Yo la he vivido en persona con algún familiar). Pero ¿Está es la prescripción adecuada?

“Vivir sin leer es peligroso, te obligan a creer en lo que te digan”

El Dr Bellido tiene toda la razón del mundo. Nos encontramos ante una patología que puede tener asociadas otras patologías que deben ser controladas y tenidas en cuenta. Requieren de un conocimiento específico y una PLANIFICACIÓN ESPECIAL, tanto deportiva, como nutricional o de asistencia psicológica, aunque a veces esta forma de trabajo es escasa en los tratamientos de pérdida de peso (Sólo hay que darse una vuelta por Internet para ver tratamientos que venden como “individuales”  y que no son ciertos, siempre te cuentan la misma historia). Normalmente se les acaba dando recomendaciones básicas y antiguas que no sirven para absolutamente nada.

Desde la parte de entrenamiento, la grandes preguntas que nos deberíamos preguntar los entrenadores y los médicos son:

  • ¿Qué modelo de entrenamiento es el ideal para una persona que quiere perder peso?
  • ¿Para qué voy a hacer ese tipo de ejercicio?¿Por qué?
  • ¿Algún tipo de entrenamiento sirve más que otros? ¿Cuándo debemos introducir cada tipo de entrenamiento?
  • ¿Todos los ejercicios son buenos para un objetivo concreto?

08-09-2017 17-37-23.jpg

Son preguntas necesarias para tomar las decisiones correctas para cada persona. Entiendo que son complicadas y complejas, pero sumamente importantes. Es la manera de poder individualizar realmente nuestro programa de ejercicio.

La mejor forma de entenderlo es poner un EJEMPLO PRÁCTICO* para que se entienda mejor.

*(Todos los datos que mostramos son reales pero de diferentes casos, simplemente nos sirven de ayuda para entender la dificultad del trabajo de equipo y del profesional de cada especialidad)

11-09-2017 18-09-06.jpg

Este caso, es uno más de muchos que hemos visto a lo largo de nuestra trayectoria, pero como podéis observar tiene varios factores que pueden afectar a que Juan cumpla o no cumpla con los objetivos del programa de pérdida de peso. Vemos factores familiares, factores sociales, factores ambientales, metabólicos y psicológicos que harán que durante el proceso de adherencia, se tengan que tratar muchos temas diferentes.

 

factores.jpg

Después de valorar todos estos aspectos se deberían hacer otro tipo de pruebas para conocer el estado inicial de la persona, por ejemplo una prueba de esfuerzo, analíticas o medición de la composición corporal.

Si tenemos una prueba de esfuerzo ¿en qué variable me fijaría?. Pues principalmente en que el médico especialista me diga que el corazón funciona correctamente y que en una prueba con un esfuerzo máximo no ha visto alteraciones que puedan condicionar mis entrenamientos.

ecg.jpg

 

Por otro lado, tener en cuenta su consumo de oxigeno máximo (VO2max), ya que normalmente es muy bajito (<30 ml/min/kg) y eso nos va a condicionar a la hora de planificar los primeros entrenamientos. Aunque también va ser más fácil mejorar en cuanto hagamos algo.

 PE

Debemos recordar que a esta persona NO LE GUSTA HACER EJERCICIO, y sus capacidades tampoco ayudan a que pueda disfrutar del mismo. Por lo tanto, como profesionales que somos del ámbito, pensemos un poco y NO OBLIGUEMOS a hacer algo que no se quiere por muy buenos resultados que sepamos que van a tener o que hayan sido demostrados en estudios científicos. Recordad la frase del Dr Bellido “queremos que exista ADHERENCIA”. Lo importante para MANTENER EL PESO PERDIDO, es que la persona DISFRUTE del entrenamiento.

El médico recogerá en la anamnesis, datos donde se especifican dolores en la rodilla y tobillo o si existen molestias continuadas al intentar correr. En alguna ocasión lo ha intentado pero a la semana lo ha dejado por dolores en la espalda y rodilla. Estos datos nos servirán para conocer y poder seguir planificando y adaptando nuestros modelos de entrenamiento a la persona que busca en nosotros una ayuda y una guía para conseguir sus resultados. El entrenador o el médico, deben estar formados y actualizados, entender que una carga excesiva durante 16 años (Como es en el caso de Juan), puede hacer que existan dolores en la rodilla que deben tenerse controlado y adaptarlos en las primeras planificaciones.

dolor.jpg

El DXA nos confirma que la masa grasa es muy elevada y que su masa libre de grasa está por debajo de personas en “normopeso” (Obesidad sarcopénica) según los datos que tenemos en nuestra base de datos particular. Aunque ahora podemos tener datos más exactos por una reciente publicación “Dual Energy X-Ray Absorptiometry Body Composition Reference Values from NHANES”. Las analíticas aunque no salen datos alarmantes nos hacen pensar que podemos encontrarnos posibles riesgos de inflamación crónica de bajo grado. Algo que deberá determinar el médico con el que estemos trabajando. Para ello podemos hacer uso de los marcadores que nos muestra la siguiente imagen:

inflamation.jpg

Si tenemos sospechas o el médico ve riesgos, debemos tener cuidado a la hora de seleccionar cierto tipo de ejercicios y sobre todo, debemos cuidar mucho la planificación de los objetivos y/o el tipo de entrenamiento en cuanto a volumen e intensidad se refiere. Buscaremos el más adecuado para la persona y que pueda conseguir mejores resultados desde la evidencia científica.

2017-01-31-11-45-06_31-01-2017-15-44-52-jpg

Ahora bien, ya sabemos los riesgos y también conocemos los condicionantes externos que nos podemos encontrar. ¿Cómo seleccionamos ahora el tipo de entrenamiento?

entrenadores.jpg

Le explicaremos los diferentes tipos de entrenamiento que existen y cuál es la mejor opción para esta persona en concreto, el motivo del entrenamiento que hemos elegido y las consecuencias sobre su estado de salud. Debemos conseguir el compromiso de la persona para que se adhiera al programa y a un nuevo estilo de vida, pero sobretodo, tiene que entender cómo hacer las cosas para incluirlo en su día a día y mantener el peso perdido durante años.

Marcaremos unos objetivos específicos para cada fase del entrenamiento. Según la técnica SMART o MARTE (haremos un post sobre esto). Para Juan los objetivos de los 3 primeros meses son claros. 

*Vamos a mostrar solo los objetivos que tiene en el entrenamiento, aunque en las otras áreas de trabajo tiene unos específicos

  1. Perder un 5% de grasa durante los 3 primeros meses de intervención.
  2. Aumentar 2% la masa muscular.
  3. Llegar a los 12350 pasos diarios. Aumentando un 5% cada dos semanas desde el inico.
  4. Moverse al menos 1000 pasos durante 3 momentos diferentes del día.

SMART.jpg

A partir de este momento, todos nuestros esfuerzos se deben centrar en el cuidado de la persona. Llegando a unos objetivos realistas y sin caer en que simplemente el entrenamiento es el responsable del cambio. La actividad física diaria también se debe controlar durante todo el tiempo que podamos y hacerle ver a la persona que es importante. Ahora debemos ver cuando queremos dar más intensidad al entrenamiento a lo largo de la semana y cuando haremos que sea más suave en función del estímulo que queramos.

12-09-2017 10-31-44.jpg

El entrenamiento de fuerza será clave en el proceso de pérdida de peso, pero debemos saber cuando incluirlo y cómo incluirlo. Sabemos que es FUNDAMENTAL y que conlleva unas adaptaciones metabólicas necesarias para mejorar la salud de las personas.

METABOLISIM.jpg

Pero debemos entender los miedos que tiene una persona con obesiad (Psicología). No son pocos los casos a los que no les gusta ir al gimnasio porque se sienten observados, porque les incomoda su aspecto o que cuando se ven reflejados en el espejo rompen a llorar. Recordemos que estamos trabajando con PERSONAS. Debemos escucharles y saber si están preparados para ir al gimnasio o hacer otra estrategia de entrenamiento.

FACTORES PSICO.jpg

En el caso de Juan se ha decido que hará un mes de adaptación anatómica con ejercicios de fuerza (15 RM) y aeróbicos (al 60%) en bici o elíptica. Dos veces presenciales y uno online. Durante ese mes nos centraremos y focalizaremos en aspectos psicólogicos y nutricionales que afianzarán el entrenamiento posterior. Luego durante el siguiente mes se decide trabajar sobre la actividad física diaria, implementando objetivos concretos que debe cumplir al acabar el día y un entrenamiento específico de bici (es donde menos sufre al rozarse los muslos cuando anda) y fuerza de tren superior (Brazos, hombros, espalda y pecho). En todas las sesiones incluiremos una parte de técnica de carrera y ejercicios de fortalecimiento de tobillos.

El tercer mes cambiaremos la rutina. Ya hemos bajado casi 8 kg, la persona se encuentra mejor de ánimo y se siente más a gusto en el gimnasio después de reforzar en varias sesiones de psicólogo un trabajo de autoestima y autopercepción de la imagen que nos impedía entrenar adecuadamente en la sala de entrenamiento. Comenzamos con un entrenamiento de hipertrofia clásico durante 4 semanas. El objetivo es:

  1. Aprender 2 rutinas fullbody para desarrollarla con una buena técnica de ejecución
  2. Aprender al menos 2 ejercicios para cada grupo muscular.

Esta rutina se complementa con recomendaciones de actividad física diaria y un control de la alimentación teniendo en cuenta este tipo de entrenamiento. Por la parte psicológica se hará un esfuerzo en el control del apetito y la planificación de momentos clave que pueden tener mayor riesgo. Durante estos meses, el equipo de trabajo sabe exactamente lo que está ocurriendo en otras áreas y ajustamos en función de lo que vaya ocurriendo o de las barreras que nos vayamos encontrando. Los siguientes 3 meses de trabajo y el mantenimiento del peso, es otro tema del que hablaremos con más tranquilidad en esta nueva formación de Obesity Management School.

08-09-2017 17-25-59.jpg

INSCRIPCIONES:

http://g-se.com/es/entrenador-especialista-perdida-peso-t-b59af8bd59ca74
Esperamos que os gusten estos casos, que compartáis opiniones y que podamos discutir en las formaciones que haremos durante todo el curso 2017/18.

 

3 comentarios en “Prescripción de ejercicio físico para los especialistas en obesidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s